Salud de la Mujer

Muchas mujeres que recurren a tratamiento quiropráctico para problemas de espalda o de columna han experimentado un alivio de los problemas de menstruación y varios otros en el sistema reproductivo.

De esta manera, la quiropráxia puede ofrecer a las mujeres muchos beneficios más allá del tratamiento de la columna vertebral.

A más de cien años que esta ciencia ha beneficiado a las mujeres en el tratamiento de los trastornos de la vejiga, intestino, sexual, síndrome premenstrual, quistes, fibromas y dolores en general.

La atención quiropráctica para mujeres embarazadas:

Las mujeres embarazadas están tomando una mayor responsabilidad en el embarazo conjuntamente con su cuerpo.
A través de preguntas, búsqueda de información, prácticas de estilo de vida más saludables que incluyan ejercicio y una mejor nutrición, una mujer cuida mejor de sí misma y de su bebé.

La quiropráxia debe ser considerada como una parte esencial de la vida saludable de la mujer embarazada, trae enormes beneficios para ella y su bebé a través de la reducción de los aspectos importantes tales como:

  • El dolor de espalda durante el embarazo;
  • Tiempo de Trabajo de parto;
  • El dolor en el parto;
  • El consumo de medicaciones químicas;
  • El riesgo de lesión para el bebé.

Hacer una consulta con un quiropráctico profesional será tan importante como cualquier otro especialista. Así, como no hay visitas al dentista o al ginecólogo, también se debe examinar la columna vertebral en el quiropráctico. La evaluación es muy rápida, sencilla, y sumamente importante para su salud de ambos.

© 2013 Lincoln Coppa. All Rights Reserved.